POKE BOWL DE SALMÓN CON QUINOA

Scroll down for post in English

A estas alturas ya estaréis todos más que familiarizados con los Poke Bowls. Este plato tradicional de Hawaii que hizo su aparición en la escena culinaria mundial allá por el año 2016 y que desde entonces no ha dejado de cautivar dondequiera que llega. En todas partes no hacen más que abrirse pequeños restaurantes de poke y desde luego no faltan las razones. Los poke son un plato súper divertido, que combina un montón de ingredientes saludables, que sacia y además es muy muy sabroso. Yo soy una gran fan del poke por todo eso, pero además porque es 100% adaptable y personalizable. Cada poke puede ser hecho a tu gusto y a la medida de tus preferencias de principio a fin.

Normalmente un poke se construye en 4 pasos. Se combina una base, después se elige una proteína, un aderezo, y por último se añaden los toppings. Yo hoy os voy a dar la receta de una combinación concreta de ingredientes siguiendo este esquema de base + proteína + aderezo + toppings, pero esta combinación es tan sólo una de las docenas que he preparado diferentes. Así que lo que voy a hacer a continuación y antes de detallar esta receta, es daros alternativas para cada parte para que así podáis escoger si queréis seguir esta receta concreta paso a paso, o si queréis construir vuestro propio poke a partir de estas ideas.

Base para Poke

Hoy en día la que se considera la base más habitual para los poke es el arroz. Arroz salvaje, integral, jazmín, basmati… cualquier arroz que tengas a mano sirve. Los noodles de tipo soba o las hojas verdes también son comunes. Pero en los poke tradicionales, la base realmente consistía en cualquier cosa que tuvieras a mano con la que pudieras acompañar el pescado crudo. Con lo cual no hay demasiadas reglas a la hora de experimentar. Como podéis ver en mi receta de hoy yo he combinado quinoa con una mezcla de rúcula y espinacas como base de mi poke.

No dudéis en acudir a esta receta-tip de Quinoa Fácil para preparar la quinoa. Nunca la volveréis a hacer de otra manera. Es facilísima y no falla nunca. Os la dejo aquí para que la tengáis a mano.

Proteína

El fundamento del poke es tradicionalmente pescado crudo muy fresco y de calidad. No en vano, el poke es el plato que tradicionalmente se preparaban los pescadores con los trozos de pescado más feos que les quedaban después de despiezar sus capturas y venderlas. Estos trozos de pescado se cortan cuidadosamente en pequeños dados. El atún y el salmón son las variedades de proteína más comúnmente utilizadas en la preparación de poke, pero se pueden utilizar otros tipos de pescados. Hamachi, lubina o incluso gambón y langostino son buenas alternativas. Existen también opciones veganas de poke que utilizan tofu marinado como proteína. Mi poke de hoy es de salmón. Ya sabéis, en estas cosas cuánto mejor la calidad, mejor el sabor.

Aderezo para Poke

Normalmente las salsas que más se utilizan para aderezar los pokes y en las que se maceran ligeramente los pescados suelen ser Ponzu y Shoyu (a las que se pueden añadir otros ingredientes), porque combinan bien prácticamente con cualquier opción de proteína. Que no cunda el pánico porque a pesar de los nombres raros son cosas muy sencillas, os las voy a explicar y ya veréis cómo no os vuelven a sonar a chino (o a japonés en su caso) ninguna de estas salsas.

Ponzu no es otra cosa que una combinación de salsa de soja con zumo de algún cítrico. Lo que usa de forma más habitual es la lima o el limón. Pero hay versiones de un sabor exquisito y una delicadeza maravillosa que emplean zumo de yuzu (el yuzu es un fruto originario del este de Asia que tiene un aroma muy intenso a cítrico). El Ponzu hecho con soja y yuzu es mi favorito mundial pero tristemente encontrar yuzus frescos aquí no es nada fácil, aunque el zumo sí que lo he visto en el súper asiático.

Shoyu es la salsa de soja de estilo japonés que es una mezcla de soja y trigo. No sé si os habéis fijado cuando compráis sushi que la salsa de soja que os dan en los sobrecitos no es como la de las botellas que nos compramos para usar en casa, es una salsa más clarita, como más líquida. Es porque la salsa de soja de estilo japonés además está un poco aligerada con agua. Eso es shoyu.

Para aderezar mi poke de hoy y marinar mi salmón yo he utilizado Ponzu (soja + zumo de lima) y le he añadido un poco de aceite de sésamo, vinagre de arroz, un poco de Sriracha y semillas de sésamo.

Si tenéis dudas o curiosidad acerca de todos estos ingredientes de tipo asiático, no dudéis en acudir a este post en el que os cuento con detalle qué son y para qué sirven los que se consideran ingredientes básicos en la cocina asiática.

Toppings

Aquí es donde se pone la cosa aún más divertida. Ponle a tu poke lo que sea que haga feliz a tu corazón y que te haga ilusión poner para hacer este poke tuyo y especial. Mi sugerencia sería añadir algo de cada una de estas categorías para conseguir un buen equilibrio de textura y sabor.
Verduras frescas: Aguacate, brotes, edamame, rabanitos, cebolleta, pepino, tomates.
Frutos secos y semillas: Cacahuetes tostados, pistachos, anacardos, semillas de sésamo.
Algo picante: Chiles jalapeños, serranos, kimchi.
Verduras encurtidas: Jengibre, cebollas, pepinillos.

A mi poke de hoy yo le he puesto un poco lo que he pillado sobre la marcha que ha sido aguacate, tomates cherry, pepino, cebolletas, semillas de sésamo y jalapeños. Ah! y un poco de cilantro. Una lástima que se me ha olvidado que tenía kimchi en la nevera porque le habría ido de cine. Me voy a tener que preparar otro mañana. Qué pena…

Toques finales

Para terminar aliña ligeramente el arroz o la base de tu elección con un poco del aderezo para que tome los sabores. Y por último yo considero imprescindible en todo poke un toque final de mayonesa picante. Yo he puesto Sriracha Mayo, pero si quieres hacer tu propia mayonesa picante sólo tienes que añadir la salsa picante que más te guste a un poco de mayonesa. Puedes usar Tabasco, Sriracha, Buffalo, Cholula, Harissa, Valentina, la que sea que te guste o tengas a mano. Y ya sabes, añade cantidad en la medida en que tu paladar tolere el picante.

Me lo he pasado genial haciendo este poke de hoy por improvisado que haya sido. El hecho de cortar cuidadosamente el pescado, el aguacate, los pepinos, de picar la cebolleta… la concentración que he puesto en cada ingrediente ha sido muy relajante y me ha permitido abstraerme por un rato del mundo y poner todo mi pensamiento y mi atención en el plato que estaba creando en ese momento. Ha sido como una sesión de meditación que he disfrutado mucho.

Un último pensamiento sobre los poke. Aunque cuando lo emplato todo me gusta hacerlo cuidadosamente y ponerlo ordenado y bonito, cuando se trata de ponerse a comer, mi forma favorita de comer poke es revolverlo y mezclarlo todo para que los sabores se mezclen, los aderezos lo impregnen todo y pueda saborear todos los matices a la vez en cada bocado.

Espero que hayáis aprendido cosas sobre el poke y sobre todo que hayáis cogido multitud de ideas para aplicar en vuestros pokes. Recordad que si hacéis las recetas me encantará que me lo contéis y me etiquetéis en IG para que pueda compartir vuestras creaciones.

POKE BOWL DE SALMÓN CON QUINOA

Ingredientes (para 2 poke bowls)

Aderezo

  • ¼ cup (60 ml) tamari (o salsa de soja)
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • Zumo de media lima
  • 1 cucharadita de Sriracha
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo

Poke bowls

  • 350 g de quinoa ya cocinada (aproximadamente 2 cups siguiendo esta receta)
  • 300 g de salmón crudo de calidad cortado en dados de aprox. 1cm.
  • Dos buenos puñados de espinacas y rúcula
  • 1 aguacate cortado en rodajas
  • Un puñadito de tomates cherry cortados en mitades o cuartos
  • 1 pedazo de pepino cortado en rodajas
  • 2 medio ajopuerro cortado en rodajas muy finas
  • Un poco de cilantro
  • 1 jalapeño pequeño cortado en rodajitas
  • 2 cucharaditas de semillas de sésamo negro
  • Sriracha Mayo

Pasos

  1. Mezclar todos los ingredientes de la salsa de aderezo en un cuenco.
  2. Añadir la mitad de la salsa al salmón y dejarlo macerando mientras se van montando los platos.
  3. Primero añadimos al bowl la base. Dividimos la quinoa entre los dos boles y la apilamos en un lado de cada bol. En el otro lado apilamos la mezcla de rúcula y espinaca. Rociamos un poco con parte de la salsa de aderezo.
  4. Ahora añadimos la proteína. Dividimos el salmón marinado entre los dos boles.
  5. Es el turno de los toppings. Colocamos el aguacate, los tomates, el ajopuerro, el pepino, el jalapeño y el cilantro.
  6. Volvemos a aliñar con la salsa de aderezo que nos quede.
  7. Añadimos el toque de Sriracha Mayo o la mayonesa picante que queramos y unas semillas de sésamo negro.

Te ha gustado esta receta? Valórala con las estrellitas.

Rating: 5 out of 5.

SALMON POKE BOWL WITH QUINOA

Poke shops have been popping up everywhere since 2016, and for good reason. Poke bowls are supremely fun to eat, full of healthy ingredients, and bursting with flavor. For all those reasons I’m a huge fan of poke bowls but also because they are 100% customizable so you’re able to make each poke dish your own, tailored to your own taste preferences. 

Pokes are usually built by combining a base, a protein, a dressing, and by adding toppings to all of it. Today I am going to share one of the dozens of different combinations of poke that I make at home depending on what I can find in the freezer, but I will also give you different options and ideas so you can either follow my recipe to the T or make your own favorite signature poke. Let’s start!

Poke Base

Traditional base for poke bowls nowadays is usually rice. Brown rice, coconut jasmine rice, white sushi rice… any rice you have in hand. Soba noodles, or leafy greens are a common too. But traditionally, poke bowls were pretty much open to whatever was available to eat your fish with, so anything works really. There aren’t any rules that limit you from exploring other options. As you can see in today’s recipe y went with a combination of quinoa and mixed greens as the base for my poke. Check out my recipe for Perfect Easy Quinoa here.

Poke Protein

The foundation of poke is best-quality fresh raw fish. Carefully diced into aprox 1/2inch pieces. Ahi tuna and salmon are the most widespread alternatives although vegan versions of poke use tofu or other plant based substitutes. You can also use other types of fish such as hamachi or even shrimp. For my poke today I went with a gorgeous salmon fillet that I took my time to cut into strips and then crosswise into small cubes. As always, the better the quality, the more delicious the flavor. I picked a fantastic salmon fillet to make my poke today.

Dressing

Ponzu and Shoyu based sauces with a combination of other ingredients are usually the ones that work with pretty much every fish. Let’s explain each of them a little more. Ponzu is just a combination of soy sauce with citrus juice. Most commonly you will find Ponzu made with lime juice but there are versions of it made with yuzu citrus juice which are incredibly flavorful. Yuzu Ponzu is my absolute favorite whenever I can find some yuzu fruit which sadly is not often. Shoyu is the name for Japanese style soy sauce which is lighter in color because it has been thinned out with water.

In my poke today I made a dressing for my salmon combining Ponzu (soy sauce + lime juice) with sesame oil, rice vinegar, Sriracha and sesame seeds.

You can check this post about Asian Pantry Essentials if you want to know more about all these and other staples in Asian cooking.

Poke Toppings

Here is where things get even more fun. Add anything your heart desires to make your poke your own. I would suggest that you add at least something in each of the following categories so you can have a good contrast in texture and flavor.
Fresh veggies: Sliced avocado, bean sprouts, edamame, sliced radish, cucumber, green onions, tomatoes.
Nuts, Seeds: Roasted peanuts, cashews, toasted sesame seeds.
Some Heat: Sliced Jalapeño, serrano chiles, chili flakes, kimchi.
Pickles: Pickled ginger, red onion, cucumber.

To mine I added cucumber, avocado, cherry tomatoes, green onions, jalapeño and sesame seeds. I forgot I had some kimchi in the fridge that could have been a great addition to my bowl. I’ll have to make another one soon.

Final touches

Finish off your poke drizzling some of the dressing over the base. And I personally consider a final touch of spicy mayo a must in a poke bowl. I drizzled mine with Sriracha Mayo. If you want to make a quick homemade spicy mayo just add any hot sauce of your choice to some mayo. Tabasco, Harissa, Sriracha, Buffalo, Cholula, Valentina… Add as much as your spiciness tolerance allows you to.

I had so much fun making these Salmo Poke Bowl with Quinoa because it involved a lot of careful, thoughtful dicing for the fish, cucumbers, avocado, green onions…  I found the concentration relaxing. The methodical cutting simply allowed me to zone out for a moment and put thought and care into the food I was creating with each slice. It really was a moment of meditation that I really enjoyed.

One last thought. Although when plating the bowl, I made everything nice, neat and organized, my favorite way to eat poke is to stir everything together and mesh all the flavors so I get a taste of everything in each bite!

SALMON POKE BOWL WITH QUINOA

Ingredients (makes 2 bowls)

Poke dressing

  • ¼ cup tamari (or soy sauce)
  • 1 Tbsp rice vinegar
  • 1 tsp toasted sesame oil
  • Juice of 1/2 lime
  • 1 tsp Sriracha
  • 1 tsp toasted sesame seeds

Poke bowls

  • 2 c quinoa, cooked following this recipe
  • 10 oz (300 g) sushi grade salmon, cut into 1/2 inch cubes
  • 3 c mixed greens (I did arugula and baby spinach)
  • 1 avocado, sliced
  • 1/2 c cherry tomatoes (cut into halves or quarters)
  • 3 inch piece of cucumber thinly sliced
  • 2 Tbsp green onions, thinly sliced
  • 1 Tbsp cilantro
  • 1 jalapeño thinly sliced
  • 2 tsp black sesame seeds
  • Sriracha Mayo

Method

  1. Whisk all poke sauce ingredients together
  2. Toss half of the sauce with the fish and let it marinate while you assemble the bowls.
  3. First add your base to the bowls. Divide the quinoa between two bowls and pile it up on one side of each bowl. On the other side pile the mixed greens. Drizzle everything with some dressing.
  4. Now add your protein. Divide the marinated salmon between the 2 bowls.
  5. Now it’s time for the toppings. Arrange avocado, tomatoes, green onions, cucumber, cilantro and jalapeño on top.
  6. Drizzle again with the remaining marinade.
  7. Add a touch of Sriracha Mayo and sprinkle with sesame seeds.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s