HAMBURGUESAS DE POLLO JUGOSAS

Scroll down for post in English

Tenía muchas ganas de compartir esta receta con vosotros. Unas hamburguesas de pollo jugosas, sabrosísimas, y como ya sabéis que me gusta a mí, súper fáciles de preparar. Ideales para una cena entre semana, para comer un fin de semana, para preparar con antelación y congelar o para recalentar si te sobran.

Puedes acompañarlas de verduras, ensaladas, patatas al horno, fritas, puedes ponerlas en pan de hamburguesa o hacerlas a la plancha o incluso a la parrilla en la barbacoa. No se les puede pedir más no? Pues hablemos un poco de ellas.

Carne picada de pollo

A estas alturas ya os habréis dado cuenta de que en mi casa somos muy aficionados al pollo. Es mi proteína animal preferida junto con el pescado azul. La carne picada de pollo es algo menos magra que la carne en piezas enteras, tiene un poco más de grasita pero siempre es menos que en otras carnes y a pesar de que mucha gente la considera insípida y carente de un perfil de sabor interesante, yo creo que es precisamente eso lo que la hace tan versátil. Aporta una buena dosis de proteína y puedes hacer que sepa tan bien como tú quieras en función de cómo la cocines.

El secreto para conseguir hamburguesas de pollo jugosas

Aquí encontramos otro de los reproches habituales que se suele hacer a las hamburguesas de pollo. Que quedan muy resecas. Y que esa falta de grasa en comparación con hamburguesas de vacuno, hace que resulten poco jugosas. Pues bien, aquí estoy yo para deciros que eso tiene solución y además me hace ilusión compartirla porque es uno de mis trucos secretos favoritos.

Durante años no hice albóndigas, ni filetes rusos, porque era incapaz de sobreponerme a la idea del pan de molde mojado en leche. No sé por qué pero no me gusta nada. Bueno sí, porque le tengo manía a la leche. Para hacer estas hamburguesas te vas a poder olvidar de añadir huevos, pan rallado, y por supuesto pan remojado en leche. No nos hace falta ninguno de esos rellenos para darles cuerpo o conseguir jugosidad en nuestras hamburguesas de pollo.

Aquí va mi secreto. Añadir, junto con el resto de ingredientes de la mezcla de carne, cebollita picada y ajito. En serio? Tan fácil? Sí. Pero no se trata simplemente de picar cebolla y ajo y añadirlo a la mezcla sino que añadiremos cebollita picada y ajito que habremos pochado previamente en un poquito de aceite de oliva virgen extra. Esa mezcla de ajito y cebolla blandita y untuosa añadida a la carne picada va a hacer de las hamburguesas un bocado exquisito.

La otra clave para que la carne de pollo quede siempre jugosa es no cocinarla en exceso. Esto tiene su intríngulis porque es importante que las aves estén bien cocinadas para evitar intoxicaciones pero a la vez no nos queremos pasar. Yo estoy encantada desde que uso un termómetro de cocina para carne siempre que tengo duda o que estoy cocinando piezas que son de distinto tamaño y se cocinan en tiempos distintos. Así voy sacando a medida que sé que están hechas y no acabo nunca con unas que están jugosas y otras que están suelita. La carne picada de pollo se considera que está hecha cuando alcanza una temperatura interna de 74 grados C (165F).

Termómetro de cocina

Un termómetro de cocina es un cacharrín que no ocupa nada en la cocina y que además es muy económico. Yo os dejo aquí un enlace al mío que creo que me costó unos 9 euros y me da un servicio estupendo para lo que necesito. Los hay muchos más sofisticados y profesionales pero a mí me llega de sobra con algo así.

Habor Termómetro para Carne Digital

Cómo conseguir hamburguesas de pollo sabrosas

Ahora que ya sabemos cómo hacer que nuestras hamburguesas de pollo queden jugosas, vamos a darle algo más de sabor a la carne. Os adelanto que con la cebollita pochada, el ajito y sal y pimienta sería más que suficiente pero podemos ir un paso más allá. O dos. Le vamos a añadir mostaza Dijon y bastante perejil picadito. El perejil es preferible que sea fresco. Para mi gusto las hierbas frescas son ideales en las mezclas con carne picada. En este paso podéis ser creativos y adaptar a vuestros gustos. Y podéis darles un toque distinto cada vez. Por ejemplo a mí de vez en cuando me gusta añadir un jalapeño picadito a la mezcla para el toque picante, o podéis incluir especias al gusto. Yo os dejo la receta base pero a nosotros en casa nos gusta variar y darle distintos toques cada vez.

Congelar las hamburguesas de pollo

Estas hamburguesitas se preparan en un momento y una vez que les has dado forma se pueden congelar para cocinarlas otro día. Colócalas en un plato o bandeja o cualquier superficie plana forrada con papel de horno y recubierta con film. Mételas así en el congelador hasta que estén congeladas y después, y una vez que ya no van a perder la forma, puedes meterlas ya en una bolsa de congelación que es más práctica y ocupa menos espacio.

***Recuerda que si la carne que has utilizado para hacer las hamburguesas estaba previamente congelada, no podrás congelarlas de nuevo***

Y aunque yo creo que ya está todo bastante explicado, vamos a continuación con los detalles de la receta.

HAMBURGUESAS DE POLLO JUGOSAS

Ingredientes

  • 500 grs de carne picada de pollo
  • 1 cebolla dulce pequeña ó 1/2 cebolla si es grande
  • 1 diente de ajo
  • Un buen puñado de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas soperas de mostaza Dijon
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra para la sartén

Pasos

  1. Pica la cebolla y el ajo muy finamente y en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra rehógalos a fuego medio-suave para que no se quemen sino que se ablanden. Deja enfriar 5 minutos cuando estén.
  2. En un bol grande pon la carne picada, añade la sal, la pimienta, el perejil y la mostaza Dijon. Incorpora la cebolla y ajo pochados también al bol con el aceitito que suelten. Reserva la misma sartén para hacer las hamburguesas.
  3. Mezcla todos los ingredientes con una cuchara de madera o con las manos hasta que tengas una mezcla homogénea pero sin manosear demasiado.
  4. Toma porciones de la mezcla de tamaño de una pelota de golf o del tamaño que te gusten las hamburguesas. Redondéalas y aplástalas ligeramente para que tengan forma de hamburguesa. Si la mezcla resulta pegajosa puedes embadurnarte las manos con una fina capa de aceite o mojártelas con agua.
  5. Cuando tengas todas las hamburguesas formadas pon la sartén al fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente haz las hamburguesas por tandas. No pongas muchas a la vez.
  6. La carne de pollo es importante que esté bien hecha pero ten en cuenta que se cocina bastante rápido (va a depender no obstante del grosor que hayas dado a tus hamburguesas). Yo las cocino unos 4-5 min por un lado y 2-3 por el otro. Puedes usar un termómetro de cocina y estarán perfectas cuando alcancen 74 grados C (165F).
  7. Déjalas reposar unos 5 min mientras las sirves con el acompañamiento de tu elección y disfruta.

Te ha gustado esta receta? Valórala con las estrellitas.

Rating: 5 out of 5.

JUICY CHICKEN PATTIES

These juicy chicken burgers are a favorite among kids and adults at home. You only need a few basic pantry ingredients to make them. They are perfect for a weeknight dinner, for a quick lunch or to prep ahead and freeze. They also reheat wonderfully if you have leftovers.

You can serve them with a side of roasted or grilled veggies, a salad with mixed greens and tomatoes, with baked potatoes or the classic french fries. You can serve them as patties or in a bun as chicken burgers. They are good made on the stove or grilled in the bbq, The possibilities are endless and there is no way to go wrong with these.

Ground chicken

Ground chicken is one of those staple ingredients I have quite often in the fridge. High in protein, low in fat… chicken is in general my go-to source of protein along with high Omega fish. I know many don’t prefer ground chicken patties because they lack flavor but I find that that is precisely what makes them so versatile. They can taste as good as you want as long as you cook them right and infuse them with the flavors you like which is what we are going to do with this recipe.

What is the secret to juicy chicken patties

This is one of the challenges when cooking chicken patties. People usually turn them down and prefer beef burgers because they claim that chicken patties can be really dry. Well, that can be the case if you don’t cook them properly and especially if you don’t know about my secret tip to make juicy chicken patties. If you try this tip you may change your perception completely.

The secret is in the mix. Forget about all those unnecessary fillers like egg or breadcrumbs. All you need for a sumptuously moist, smack-your-lips chicken burger is onion and garlic. Yes, that’s right. BUT. We are not talking about just chopping some onion and garlic and adding them to the mix. We are going to slowly cook finely chopped onion and garlic in a little extra virgin olive oil and add that cooked and slightly oily onion-garlic mix to the ground chicken. This simple extra step of cooking the onion and garlic ahead makes a huge difference.

There is another key to juicy chicken patties and that is cooking time. It is very important in order to be safe not to undercook poultry, but this often makes us overcook it which ends up making it dry. One of the best gadgets in my kitchen to make sure I cook all meats properly is a meat thermometer. It’s a very inexpensive little helper and it ensures perfectly cooked chicken every time. Ground chicken is considered safe at 165F (74C).

How to make chicken patties flavorful

Now that we know how to make them juicy we need to add some flavor to our chicken patties. Just the cooked onion and garlic in olive oil along with some salt and pepper would be more than enough to make them delicious. But we can go one step further. Or two. We are gong to add some Dijon mustard to the mix that will give our patties a strong tasty flavor profile and of course some chopped fresh herbs. There is nothing like fresh herbs in a dish. I have added a handful of chopped parsley but you can follow your taste and preferences. This is a basic recipe but you can easily adapt it and give it a little twist every time. For example, often times I like to throw in the mix some chopped jalapeños for a spicy kick. Or some Middle Eastern spices for a different profile flavor.

How to freeze chicken patties

These chicken patties are great for freezing. Just line a plate or tray with parchment paper. Using an ice cream scoop take out a portion, place it on the tray and shape them, then keep it in the freezer. Once they are frozen, remove and store in a ziplock bag for easier storage.

***Keep in mind that if you have used thawed ground chicken that was previously frozen to make these patties you should not freeze them a second time***

Let’s get to the details of the recipe.

JUICY CHICKEN PATTIES

Ingredients

  • 1 lb ground chicken
  • 1 small sweet onion (or 1/2 if it is large)
  • 1 garlic clove
  • Generous handful of chopped parsley
  • 2 Tbsps Dijon mustard
  • Salt and Pepper
  • Extra virgin olive oil

Method

  1. Finely chop onion and garlic. Drizzle some extra virgin olive oil (about 1 Tbsp) in a skillet and cook onion and garlic on medium heat until translucent. Let cool for 5 min.
  2. To a large bowl add ground pork, salt and pepper to taste, mustard and parsley. Add in cooked onion and garlic with all their cooking oil. Combine everything together using a wooden spoon or your hands.
  3. Take portions of the mixture approximately the size of a golf ball or the size you want your patties to be. Make balls and flatten them until they have your desired shape and thickness. If the mixture is too sticky you can apply a thin layer of olive oil to your hands or simply wet them slightly with water.
  4. Once all the patties have been formed, to the same skillet you used to cook the onion add some more extra virgin olive oil (2 Tbsps) and heat it on medium heat. Cook the patties in batches. It is important to not overcrowd the pan.
  5. Make sure poultry is fully cooked. Cooking time will vary depending on how thick you made your patties. I usually cook mine for 4-5 min on one side and 2-3 min on the other side. You can use a meat thermometer to make sure they are done. Ground chicken is considered safe to eat when it reaches 165F/74C
  6. Let the patties rest for about 5 min while you get the sides ready and enjoy!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s