POLLO TIKKA MASALA SIN LÁCTEOS

Scroll down for post in English

No soy una gran amante de los lácteos en la cocina. Bueno, en realidad los uso sin problema como ingredientes en repostería, pero no me agradan en preparaciones que no sean dulces. Así que para mí comer un auténtico Tikka Masala en un restaurante indio no es una opción. La receta original de Tikka Masala suele incluir yogur entre sus ingredientes, y en algunos casos se prepara incluso con nata. Por suerte en la cocina de inspiración india hay muchísimos platos deliciosos que me han permitido no sentir que me perdía nada, pero a pesar de todo, el aroma del Tikka Masala y su aspecto tan apetecible me pedían a gritos que intentara recrear algo parecido en casa para poder quitarme la espinita.

Así que leyendo muchas recetas y haciendo un par de pruebas, finalmente llegué a esta versión casera de tikka masala sin lácteos que en casa triunfa y que a mí personalmente me encanta. Por supuesto que no es ni pretende ser una reproducción purista de un plato tradicional pero está bueno y está inspirado en el auténtico.

Antes de comenzar a hablar de las especias que he usado para el curry tengo que hacer una aclaración. Hace ya muchos años, en un restaurante indio de Madrid que se llamaba Annapurna (no sé si existe todavía porque os hablo de hace unos 12 años) el maître nos explicó algo que para mí entonces fue una revelación. Tiene que ver con el uso y el significado de la palabra “curry”.

Para nosotros, y me refiero en particular a los españoles y en general a los occidentales, la palabra curry evoca inmediatamente a una especia de color amarillo intenso que asociamos con la comida india y que tiene un aroma y un sabor muy concretos y en los que seguro que todos estáis pensando ahora mismo según leéis esto.

Pues bien, según nos explicó este amable señor, en India, ningún curry lleva curry. Recuerdo perfectamente que utilizó esta expresión para explicarnos que en realidad, el término curry hace referencia a una mezcla de especias, pero no a una mezcla concreta, sino a una mezcla genérica de especias. Por eso currys hay infinitos. Hay tantos currys como mezclas de especias se te ocurran. En cada casa tienen su curry, en cada restaurante el curry sabe distinto en función de si le echan más o menos de una u otra especia. Pero ningún curry lleva lo que nosotros conocemos como “curry” porque nuestro curry español-occidental no es más que otra de esas infinitas mezclas, lo que sucede es que aquí sólo se ha hecho popular una. Nosotros conocemos sólo UN curry.

Hago un inciso para aclarar que el término curry en la cocina tailandesa por ejemplo, tiene otro significado totalmente diferente al de la cocina india, pero de curry tailandés hablaremos en otra ocasión. Ahora vamos con algunas consideraciones sobre el curry de esta receta.

Uno de los orgullos de mi cocina es la cantidad de especias que tengo. Son mi debilidad. Tengo de todo tipo de pimientas, semillas, polvos… y aún así cuando quiero hacer un curry un poco especial siempre me falta algo. Por eso en esta ocasión, en vez de preparar el curry de esta receta combinando especias por separado, he investigado cuáles eran las especias más adecuadas para el Tikka Masala y he llegado a la conclusión de que son muy parecidas a las de la mezcla de garam masala combinada con alguna otra cosa. Así que no hace falta que cunda el pánico si no encontráis mil especias distintas. Os podéis hacer con una premezcla de garam masala que tiene un perfil aromático que sirve muy bien para hacer tikka masala.

Al Garam Masala le he añadido el clásico “curry español”, la premezcla que conocemos nosotros como curry, que normalmente no es más que cúrcuma con algo de canela o clavo. Y le he añadido también una cucharada extra de cúrcuma porque necesitaba ese toque de sabor y de color extra. Y creo que combinando esas tres cositas tengo el perfil de aromas que buscaba.

La sustitución fundamental de esta receta es la del yogur del tikka masala clásico por leche de coco con un poco de maizena para lograr el toque de jugosidad y espesor de la salsa.

Como opción para servir el pollo podéis emplear arroz de grano largo, alguno aromático de tipo jazmín o basmati, o podéis probarlo con quinoa como lo hice yo esta vez.

Yo he utilizado la olla exprés para hacer esta receta por comodidad y rapidez pero no es imprescindible. Podéis cocinarla en una olla normal tapada. La única diferencia es que necesitaréis más tiempo para que el pollo esté bien tierno y como se producirá algo de evaporación, tal vez necesitéis aumentar la cantidad de líquido (el caldo). Por lo demás, igualito todo.

Vamos con la receta!

POLLO TIKKA MASALA SIN LÁCTEOS

Ingredientes

  • 500 grs pollo cortado en pedacitos de tamaño bocado.
  • 1 cebolla grande cortada en dados
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de concentrado de tomate (puedes sustituir por 2 cucharadas de tomate frito)
  • 1 pedazo de unos 2,5 cm de jengibre fresco rallado (puedes sustituir por una cucharadita de jengibre en polvo)
  • 1 hoja de laurel
  • 2 chiles de árbol secos desmenuzados (puedes sustituir por guindilla de cayena desmenuzada u omitir si no te gusta el picante)
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharadas sopera Garam Masala
  • 1 cucharada sopera polvo de curry
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 200 ml caldo de pollo
  • 1/2 lata leche de coco
  • 1 cucharadita de Maizena
  • Aceite de oliva virgen extra para sofreír

Pasos

  1. En la olla exprés calienta el aceite de oliva virgen extra durante un par de minutos a fuego medio y añade el pollo, la cebolla y el ajo. Remueve y mezcla todo bien.
  2. Añade el tomate, mezcla de nuevo.
  3. Incorpora el jengibre, los chiles, la sal, la pimienta y el resto de las especias y la hoja de laurel. Remueve para tostar ligeramente las especias lo que hará que liberen mucho más aroma y sabor.
  4. Añadimos el caldo y cerramos la olla. Dejamos que adquiera presión y cocinamos durante 20 minutos a partir de que alcanza la presión.
  5. Desleímos la maizena en la leche de coco.
  6. Esperamos a que se elimine la presión de la olla, la abrimos e incorporamos la leche de coco con la maizena. Dejamos cocinar sin tapar hasta que la salsa reduzca y espese.
  7. Servimos con cilantro y lima y con acompañamiento de quinoa o arroz.

Te ha gustado la receta? Valórala en las estrellitas.

Rating: 5 out of 5.

DAIRY FREE CHICKEN TIKKA MASALA

As many of you probably know, I am not a big fan of dairy. So for me, having authentic Tikka Masala at Indian restaurants was out of the question. Authentic Tikka Masala recipe calls for yogurt or even heavy cream so I always had to chose something else from the menu. Luckily for me, Indian food is so good and has such an amazing variety of dishes that I never felt like I was missing out for not having Tikka Masala. Well maybe I felt like I was missing out a little… which is why I tried to recreate something as close to Tikka Masala as posible at home.

Ever since I have been making this recipe everybody at home has been loving it. If you are dairy intolerant or simply like to eat dairy free give this Tikka Masala rendition a try!

I have read a lot of Tikka Masala recipes to come up with the right spice blend that would give me the flavor profile of Tikka Masala with the spices I had on hand. What I found is that garam masala has most of the ingredients of Tikka Masala and I only had to add some extra curry powder and some extra turmeric to get to the flavor and color I was looking for.

Other than that, the main adjustment compared to the authentic Indian Tikka Masala is the substitution of coconut milk for yogurt. I just used some cornstarch to thicken the sauce since the consistency of coconut milk is runnier than that of yogurt.

You can serve this with a side of jasmine rice or basmati rice. I like to serve mine with quinoa.

If you don’t want to use a pressure cooker or IP you can totally make this in a regular pot. You will need some extra cooking time and since evaporation will occur during the cooking process, you’ll just need to add some extra liquid (maybe 1/4 c extra chicken stock)

Let´s get to the recipe!

DAIRY FREE CHICKEN TIKKA MASALA

Ingredients

  • 2 lbs chicken breast or thighs cut into bite size pieces
  • 1 large yellow onion, diced
  • 3 garlic cloves, minced
  • 1 Tbsp tomato paste
  • 1 piece fresh ginger, grated (aprox. 1 inch) – can substitute 1 tsp ground ginger
  • 1 bay leaf
  • 2 dried Thai chillies (aka bird’s eye or chile de árbol) – Optional
  • Salt
  • Pepper
  • 1 Tbsp ground garam masala
  • 1 Tbsp curry powder
  • 1 tsp ground turmeric
  • 3/4 c chicken stock
  • 1/2 of a can of coconut milk
  • 1 tsp cornstarch
  • Extra virgin olive oil for sautéing

Method

  1. To a pressure cooker or IP add evoo and heat up for 2 min. Add chicken, onion and garlic and combine everything together.
  2. Add tomato paste, ginger, chillies, salt, pepper and all the spices plus de bay leave. Toast spices so they release more flavor.
  3. Add chicken stock and seal the lid of your pressure cooker or IP. Once pressurized cook for 20 min.
  4. Combine cornstarch and coconut milk.
  5. Release pressure of IP or pressure cooker. Open and add coconut milk. Simmer for a few minutes uncovered until sauce has thickened.
  6. Serve with rice or quinoa and sprinkle with cilantro and lime juice if desired.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s