MAPLE BALSAMIC ROASTED BRUSSELS SPROUTS

If you’ve never made roasted Brussels sprouts, you’re in for a treat. Roasted Brussels sprouts have little to do with boiled Brussels sprouts. By roasting them at a high temperature we get them to caramelize, adding incredible flavor and a crispy, yet tender texture that is just delicious.

You can just season them with S&P and a drizzle of good olive oil, which is what I do at the beginning of most weeks when I roast a big batch of Brussels sprouts to enjoy throughout the week. But today we’re going to give them a special festive twist that will make them perfect as a Thanksgiving side dish.

To the nutty flavor that they are going to develop in the oven we are going to add a touch of sweet and tangy from a marinade that will include balsamic, maple syrup and Dijon mustard. Believe me, you will be eating them straight out of the pan as if they were candy.

This is going to become your new favorite Brussels sprouts recipe.

MAPLE BALSAMIC ROASTED BRUSSELS SPROUTS

Ingredients

  • 2 lbs Brussel Sprouts
  • Salt and pepper
  • Drizzle of Extra Virgin Olive Oil
  • 1 Tbsp Dijon mustard
  • 2 Tbsp Balsamic vinegar
  • 1 Tbsp Extra Virgin Olive Oil
  • 2 Tbsp Pure Maple syrup (or honey)
  • 1/2 tsp garlic powder

Method

  1. Preheat oven to 400ºF/200C
  2. Give Brussels sprouts a good rinse with water.
  3. Cut Brussels sprouts into halves so they become tender when roasted.
  4. Spread the Brussels sprouts in a baking sheet lined with parchment paper. Sprinkle with salt and pepper and drizzle with extra virgin olive oil and toss well to coat.
  5. Roast for aprox. 25 min or until sprouts are fork tender and slightly golden.
  6. In a small bowl combine balsamic vinegar, the rest of the oil, maple syrup (or honey) and garlic powder.
  7. Remove baking sheet from the oven and brush the sprouts with the balsamic-syrup mixture using a pastry brush.
  8. Place back in the oven for 5-10 min. Remove and brush again.

COLES DE BRUSELAS AL BALSÁMICO Y SIROPE DE ARCE

Hoy tengo un reto para todos aquellos a los que no les gustan las coles de Bruselas. O mejor, para aquellos a los que SÍ les gustan las coles de Bruselas pero aún no lo saben. El reto es probarlas asadas y a ver si seguís opinando que no os gustan. En mi casa son un plato de los que no faltan en la cena de Thanksgiving pero además para mí son un acompañamiento de verdura que me hago con mucha frecuencia.

Las coles de Bruselas tienen la particularidad de que todo ese extraño sabor repollil que tienen cuando se cuecen, lo pierden al asarse. Adquieren un sabor mucho más suave y se caramelizan ligeramente lo que les da un sabor y una textura entre crujiente y tierna del todo diferente al de la verdura cocida.

Otro beneficio de asarlas en vez de cocerlas es que el proceso del asado a una temperatura altita hace que pierdan gran parte de su poder gaseoso, ya me entendéis. Porque la verdad es que no hay nada peor que una comida que te tomas con un gusto infinito y te deja después la tripa como un zeppelin. A nadie le gusta pensar en algo que se come pero que te recuerda a un pedo. No es la mejor carta de presentación para nada pero para algo de comer menos aún.

Pues nada, que si con lo de que no huelen ni saben a repollo no os he convencido y si con lo de que no dan gases tampoco os he hecho ya correr a encender el horno para asar coles de Bruselas no me desmoralizo todavía. Tengo más argumentos. Y si les hacemos una especie de glaseado a base de balsámico y sirope de arce con un toque de mostaza de Dijon? Para que tengan un toque agridulce irresistible?

Y ya sólo me queda deciros que son facilísimas de hacer y que en mi casa que eran unos escépticos de estas colecitas, hubo que repartir las sobras después de la comida de Thanksgiving y casi hay pelea. Yo ahí lo dejo.

COLES DE BRUSELAS AL BALSÁMICO Y SIROPE DE ARCE

Ingredientes

  • 800 grs coles de Bruselas
  • Sal y pimienta
  • Chorrito de AOVE
  • 1 cucharada sopera de mostaza de Dijon
  • 2 cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 1 cucharada más de AOVE
  • 2 cucharadas de sirope de arce puro (podéis sustituir por miel)
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo

Pasos

  1. Precalentamos el horno a 200ºC/400F
  2. Lavar las coles bien, escurrirlas y cortarlas por la mitad.
  3. En una bandeja de horno ponemos las coles cortadas, las esparcimos bien y les echamos la sal, la pimienta y el chorro de AOVE. Las revolvemos bien para que se impregnen.
  4. Horneamos durante unos 25 minutos o hasta que al pincharlas estén tiernas y ligeramente doradas por fuera.
  5. Mientras mezclamos el vinagre de módena, el resto del aceite, el sirope de arce o la miel y el ajo en polvo en un cuenquito.
  6. Sacamos la bandeja con las coles y con un pincel de cocina las impregnamos de la mezcla de balsámico y miel. Que queden bien pringaditas.
  7. Las horneamos durante 5-10 minutos más. Sacamos del horno y volvemos a pintar.
  8. Listas para servir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s