EASY DAL CURRY

Sometimes traditional recipes need to take time and have a lot of steps. That’s just how it has to be for them to bring together all the flavors, aromas, memories and sensations linked to them. A few of those recipes can, however, be recreated using some shortcuts that work perfectly fine and lead to a fantastic outcome. For me the best part about this is to have the choice.

In this particular recipe the option for a more elaborate dal curry involves a lot of chopping, grounding, blending and grating an array of different spices and aromatics that will give you an incredible flavor profile. And there are days when I am in the mood for that and it just fills my soul to be able to create something from scratch. But often times I find myself with little time but a big craving for the comfort of a good dal curry. And here is where the easy quick shortcut option of the recipe comes in really handy.

Yu can have this dal curry ready in 20 minutes from start to finish, and you won’t believe how flavorful and satisfying it is to eat. The secret is to use a good quality curry paste or one with a good depth of flavor. You can always complement the aromas by adding some spices or as I did, some Sherry wine. And you will always have the option of garnishing the dal with your favorite toppings.

Let’s get to the recipe!

EASY DAL CURRY

Ingredients

  • 2 Tbsps extra virgin olive oil
  • 1 c dal (red split lentils)
  • 2 Tbsps red curry paste (adjust depending on spiciness tolerance)
  • 2 1/4 c stock (you can use vegetable, chicken, a combination, or just water)
  • 1/4 c Sherry wine (optional)
  • Cilantro to garnish

Method

  1. In a medium sized pot heat up extra virgin olive oil. Add dal and toss well so they get well coated in oil.
  2. Add curry paste and stir it in until there aren’t any lumps and lentils are coated.
  3. Add all liquid (stock or water and wine if using) – Keep in mind that if you’re using stock you will not need any other seasonings since the curry paste and the stock will release a lot of flavor. If you are using water you may need to add some salt. Be sure to taste as you go to adjust.
  4. Stir for a few seconds and cover with a lid. Cook for 20 min or until lentils are cooked through and tender and they have absorbed most of the liquid. Depending on your preferred consistency you may need to add more liquid. I like my dal curry to be on the thick side so I find that 20 min is the sweet spot at which I reach the consistency that I like and lentils are tender. You may need to fine tune a bit until you find your perfect doneness.
  5. Garnish with cilantro and whatever other toppings you desire and serve very hot.

DAL CURRY SÚPER FÁCIL

Cuando vivíamos en Houston nos hicimos muy amigos de unos vecinos que teníamos de origen pakistaní. Además de pasar estupendos ratos y compartir confidencias para mí fue maravilloso observar cómo conservan la identidad cultural de sus orígenes a pesar de vivir completamente integrados y de ser estadounidenses de nacimiento.

En el caso de nuestros amigos, la mamá era neoyorquina de nacimiento pero sus padres habían emigrado de Pakistán antes de nacer ella y sus hermanaos. El papá en cambio era pakistaní, se habían conocido durante viajes que habían hecho de visita a Pakistán en vacaciones y acabaron casándose y él fue a vivir a EEUU donde se instalaron definitivamente y formaron su familia.

Ellos me enseñaron mucho sobre sus costumbres de una forma súper abierta. Los pakistaníes tienen un sentido de la familia muy arraigado, en eso se parecen mucho a nosotros, y son muy acogedores. Cada poco tiempo estaban celebrando alguna reunión en su casa lo que solía implicar grandes comilonas de manjares desconocidos para mí. Mi amiga, sabedora de lo que me gusta a mí una comida nueva, nos invitaba siempre a participar en sus reuniones. Aprendimos así mucho de sus costumbres. Nunca me sentí cohibida a la hora de hacer preguntas sobre aspectos de su cultura que despertaban mi curiosidad. Por qué llevan la cabeza cubierta de formas diferentes, cómo hay que comer según qué alimentos, por qué hay que respetar turnos para comer, qué es exactamente lo que se considera malo del cerdo… yo preguntaba y ellos me explicaban. Me han enseñado cosas sobre la vida de los musulmanes sobre las que tenía muchas ideas preconcebidas. Y sobre todo he aprendido lo integrado y miembro de una sociedad que se puede estar siendo 100% estadounidense sin renunciar a la identidad cultural. Es perfectamente compatible y posible. Y para nosotras fue perfectamente compatible ser amigas mientras que a mí me gusta el vino y el jamón y me pongo minifaldas y ella no no prueba el cerdo ni el alcohol y siempre lleva pantalones largos.

Pero en fin que me voy por las ramas. Resultó que un día nos invitaron a un cumpleaños en su casa y no pudimos ir porque teníamos otro compromiso. Mi amiga, su madre y otras amigas y familiares habían preparado un montón de comida maravillosa que yo me iba a quedar sin probar. Y eso no podía ser. Tal debió de ser mi cara de pena que cuando vieron que volvíamos a casa esa tarde, se acercaron a nuestra puerta con un montón de tuppers de cosas para que las probáramos. Os podéis imaginar mi alegría.

Una de las cosas que me trajeron fue dal curry. Estaba tannn rico que supe que era algo que no iba a comer aquella única vez así que mi amiga me dio la receta. Me la dio en versión larga y corta. En la larga uno se hace con un montón de condimentos y especias y muele, machaca, corta y pica hasta hacer una pasta fragante y deliciosa. En la corta se usa una pasta de curry rica y aromática. Así que como para mí esto era cuestión de poder reproducir algo tan rico de manera fácil y rápida en casa yo suelo hacer la versión corta de la receta. La única licencia que me permito es añadir un poco de jerez oloroso. Me encanta el toque que le da y dado que las pastas de curry que he encontrado aquí tienen un perfil de sabor menos intenso, me gusta cómo lo complementa la copita de jerez. El alcohol se evapora durante la cocción por si a alguien le preocupa este aspecto.

Pero… qué es Dal?

Dal, (también lo encontraréis escrito dhal o dahl) es una familia de legumbres. En su mayoría son de la familia de la lenteja común que nosotros conocemos, pero hay también otras variedades de legumbres pequeñitas que se engloban dentro de lo que se conoce como dal. Es un tipo de legumbre muy empleado en la India en todas sus variedades y su principal característica es que está dividida y sus cotiledones están separados.

El curry de Dal se prepara indistintamente con todas las variedades de dal que hay, pero nosotros en España no tenemos acceso a muchas de ellas, por lo que emplearemos el tipo de dal que es más común encontrar en nuestros mercados. Se llama Masoor dal.

El Masoor dal es la lentejita roja, que también se conoce como lenteja pelada y que tiene un colorcito naranja. Al estar pelada, vemos los dos cotiledones de la semilla separados y esto hace que el tiempo de cocción se reduzca considerablemente. Podéis encontrar Masoor dal en casi todas las grande s superficies y supermercados. Para encontrar otras variedades de dal podéis acudir a supermercados asiáticos. Y ya sin más, vamos con esta deliciosa y sencillísima receta.

DAL CURRY SÚPER FÁCIL

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 200 g masoor dal – lenteja roja pelada
  • 2 cucharadas soperas de pasta de curry (ajustar al nivel de tolerancia al picante, con esta cantidad estará muy picante aunque también va a depender de la pasta de curry que utilices)
  • 500 ml caldo de pollo, vegetal, mezcla o simplemente agua.
  • 1/2 vasito de vino de Jerez oloroso
  • Un manojo de cilantro

Pasos

  1. En un cazo mediano poner a calentar las dos cucharadas de aceite. Añadir las lentejas y remover bien para que se impregnen de una película de aceitito.
  2. Añadir la pasta de curry y rehogar todo junto para deshacer un poco la pasta y mezclarla con las lentejas.
  3. Añadir el caldo y el vino. Si usas agua tal vez tengas que poner algo de sal.
  4. Remover, cubrir con la tapa y dejar cocer a fuego medio durante 20 min. Con estas cantidades en 20 min la lenteja estará hecha y habrá absorbido la mayor parte del líquido. Es conveniente vigilar para ir viendo la evaporación y añadir más líquido si te gusta menos espeso o si se consume y las lentejas aún no estuvieran tiernas. En esto no hay mucha exactitud porque depende del nivel del fuego y de la “edad” de las lentejas. Hay que vigilar las primeras veces hasta que le coge uno los tiempos a sus lentejas, a su fuego y a cómo gustan de espesas.
  5. Servir bien caliente y añadir un buen puñado de cilantro por encima.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s