TARTAR DE ATÚN ROJO

Scroll down for post in English

El tartar de atún es uno de mis entrantes favoritos. Es una manera de abrir el apetito para comenzar una comida porque es muy fresco y ligero pero a la vez es muy muy sabroso. Y por si eso no fuera suficiente, el tartar de atún es una opción de picoteo muy saludable. En un sólo bocado, a las grasas saludables del aguacate se les une todo el poder proteico y los omega 3 del atún.

Otra cosa buena del tartar de atún es que es súper versátil a la hora de servirlo y acompañarlo. Se puede servir en un bol y comer estilo poke con arroz, o lo puedes servir apilando el atún encima del aguacate. Lo puedes acompañar de crackers de arroz o de pequeños vasitos hechos de pasta de wonton. A mí me gusta servido en un bol y lo comemeos con chips de maíz.

Lo único malo que se me ocurre es que es el típico aperitivo del que siempre te quedas con ganas de más. Así que si lo vas a preparar para una multitud te aconsejo que aumentes proporcionalmente la receta porque seguro que vas a quedarte corto. Así que como todo el mundo necesita una receta triunfadora en su arsenal de picoteos para impresionar, aquí te dejo la mía.

La clave para hacer un buen tartar de atún es encontrar ingredientes de la mejor calidad. En este caso eso significa empezar por el atún mejor y más fresco posible. Es importante seguir algunas recomendaciones básicas a la hora de comprar atún fresco, sobre todo si planeas consumirlo crudo (aunque lo vayas a congelar antes de comerlo). En primer lugar hay que hacer una buena inspección ocular del pescado. Hay que fijarse en el color. Un buen atún debería tener un color rojo-rosado vibrante. Hay que alejarse como de la tiña de pedazos de atún que tengan un color marrón o parduzco. El color marrón en el atún es indicativo de que en esa pieza hay sangre contenida entre las fibras de la carne. Y que esa sangre lleva ahí un cierto tiempo y el hierro que contiene ha sufrido oxidación. De ahí el color marrón como de óxido. El hecho de que haya sangre en la pieza da información sobre el modo de captura del pez, y afecta mucho a la calidad del pescado. No sólo en cuanto a la textura, sino también al sabor. Seguro que en algún momento de vuestra vida os habéis chupado sangre de un cortecito que os hayáis hecho en un dedo. Y seguro que recordáis ese saborcillo metálico de la sangre. Pues ese sabor es el que no quieres que tenga tu atún. Pero atentos porque incluso cuando encontréis un atún con un bonito color rojo-rosado, antes de emocionarse hay que leer las etiquetas si es que viene empaquetado. No es infrecuente encontrar pedazos de atún fresco que se venden como de alta calidad que contienen colorantes artificiales o incluso naturales para darles un aspecto más apetecible. La remolacha es uno de los colorantes más habituales que se utilizan para esta estafilla a la que hay que estar atentos.

Un buen filete de atún debe tener un aspecto firme, no blandengue ni viscoso. Tampoco queremos trozos que tengan demasiadas líneas de fibras blancas entreveradas porque eso hará que los bocados resulten correosos. Y por último seguro que os sabéis la recomendación general siempre que se compra pescado. El pescado tiene que oler a mar, no a pescado. Si detectáis un cierto tufillo desagradable a pescado eso es una claro indicio de que ese pescado no es muy fresco. Puede que no esté malo y que no haga daño al comerlo, pero definitivamente no tendrá el sabor vibrante a atún que buscamos para un tartar.

Así que ahora que ya tenemos cubiertos los básicos, vamos a por la receta. Aunque la verdad es que no sé siquiera si se puede calificar de receta, tal es lo fácil y rápida que es.

TARTAR DE ATÚN ROJO

Ingredientes

  • Unos 250 grs de atún rojo fresco de buena calidad.
  • Medio aguacate
  • Un tallo de cebolleta
  •  Una cucharada sopera de aceite de sésamo
  •  Una cucharada sopera de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja baja en sal (o de tamari para hacerlo sin gluten)
  • Pimienta negra recién molida
  • Semillas de sésamo negro y blanco tostado

Pasos

  1. Mezclamos en un cuenco el aceite de sésamo, la soja y el vinagre con un poco de pimienta negra recién molida para hacer nuestra salsa de tartar.
  2. Cortamos en dados el aguacate y el atún, y en rodajitas la cebolleta.
  3. Mezclamos en un cuenco el atún, el aguacate y la cebolleta y aliñamos con la salsa. 
  4. Espolvoreamos semillas de sésamo. Servir y degustar inmediatamente.

Me encantará que me dejes tu opinión sobre la receta!

Rating: 5 out of 5.

TUNA TARTARE

Tuna Tartare is one of my favorite appetizers. It’s a great way to start a meal because it’s so fresh and has so much flavor packed into every single bite. And if this wasn’t enough, tuna tartare is healthy and so good fo you. In just one bite you get healthy fats from the avocado, and all the omega3’s and protein from the tuna.

Another awesome thing about this tuna recipe is that it is so versatile! You can serve it in a bowl poke-style, piling the tuna on topo of the avocado, as an appetizer on a rice cracker or wonton cup. I like to serve mine in a bowl and eat it with corn tortilla chips.

Plus, everyone needs an appetizer recipe in their arsenal that is a universal crowd pleaser. The one that disappears almost as soon as you put it down. Well, this is it. It’s just dangerously tasty and super addicting.

When preparing tuna tartare, the key is finding the best and freshest ingredients possible. This of course means starting with the freshest tuna you can find. Certain rules apply when you’re purchasing tuna, especially if you’re planning to eat it raw. First, you should visually inspect it. The fish should be bright in color, pink red color. Stay away from tuna that has a brownish color. Brown means that that piece of tuna has blood in it, and that blood has been sitting there for a while and the iron in it has oxidized, hence the rusty brownish color. That blood inside the tuna fibers affects not only the tenderness and quality of the tuna but also the flavor. You have probably licked a small cut on your finger at some point in your life and remember that metallic taste from the blood. That is the taste that you don’t want your tuna to have. But even when your tuna is looking bright and red, remember to always check the label. Often you can find pieces of tuna that appear to be bright and red but have been dyed with artificial dyes or with natural ones (beet juice is a popular dye used to make tuna appear more fresh).

Tuna steaks should look firm, not dull or slimy. You also don’t want to purchase a tuna steak that has too many white lines running through it as it will make for stringy and chewy bites. Fresh fish should always smell “of the sea” but not fishy. If you detect an unpleasant, “fishy” odor, it has probably been sitting around too long and won’t have the bright, fresh flavor you want in a tartare.

Now that we have the basics covered, let’s get to the recipe which honestly can hardly be called a recipe since it’s so easy and quick to make.

TUNA TARTARE

Ingredients

  • 1/2 lb red tuna. Good quality sushi grade or the best quality you can get your hands on.
  • 1/2 avocado
  • Green onion
  • 1 Tbsp sesame oil
  • 1 Tbsp rice vinegar
  • 2 Tbsp soy sauce low in sodium (or tamari for gluten free)
  • Freshly ground black pepper
  • Sesame seeds (black and white toasted)

Method 

  1. In a small bowl mix together sesame oil, rice vinegar, soy sauce and pepper to make your tartare sauce.
  2. Dice tuna and avocado in small cubes and chop the green part of the green onion.
  3. Mix tuna, avocado and green onion, drizzle with the tartare sauce, and sprinkle with sesame seeds.
  4. Enjoy right away.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s