COBBLER DE FRESAS

Scroll down for post in English

Bueno bueno, tengo que deciros algo súper importante. Estáis listos? YA ES VERANOO! Vale, no es oficialmente verano aún pero no q,ueda nada. El sol nos acompaña, hace calorcete y las piscinas están a punto de abrir con su jolgorio de niños y chapuzones.  Así que, sí, voy a declarar inaugurado el verano 2021.

En verano, entre mis aficiones culinarias, además de darle uso a la parrilla todo lo que podemos y hacer picnics en la naturaleza, por lo que tengo verdadera debilidad es por los postres de frutas. Para mí personalmente no necesitan ni el helado para acompañar, pero reconozco que es como la guinda del pastel. Muchas noches me saltaría la cena para pasar directamente al postre. Pero bueno, hablemos un poco de este postre en concreto, este cobbler de fresas. Os cuento cositas. 

¿Qué es un cobbler?

El cobbler es un postre que me trae muchísimos recuerdos de nuestra vida tejana. De manera general, un cobbler es un postre formado por algún tipo de fruta que se usa como relleno y que se hornea recubierto de una masa de tipo shortbread. Por supuesto, los cobblers tienen variaciones según los lugares. En EEUU, donde los cobbler son un postre muy popular, hay diferentes formas de prepararlos. Yo voy a compartir la versión de estilo sureño que es también la que más nos gusta en casa. 

Como curiosidad os contaré que un cobbler se puede preparar con cualquier fruta o mezcla de frutas que se os ocurra, pero el más popular en el los hogares y restaurantes del sur de EEUU es el de melocotón… por si un día os queréis ganar el corazoncito de alguien del Delta del Mississippi…

¿Es lo mismo un cobbler que un crumble o que un crisp?

Para nada. Y aunque la diferencia pueda parecer sutil, en la textura al comerlo es muy notable. Vamos por partes. 

Como os expliqué en esta receta Crisp de Manzana, la diferencia entre un crumble y un crisp es muy poca. El crisp incorpora copos de avena al topping, lo que aporta una textura más crujiente (de ahí lo de crisp), pero en esencia son un postre muy parecido en el que se espolvorea sobre el relleno un streusel ligero. 

En el caso del cobbler, el topping tiene más textura abizcochada, más tipo bollo. No es exactamente bizcocho pero es muy diferente a la de un crumble. Aunque en la preparación es parecido (la masa se coloca igualmente a modo de topping), el resultado una vez horneado no es igual. 

¿En qué tipo de recipiente se prepara un cobbler?

Esta receta tiene dos pasos, uno en el fuego en el que haremos el relleno y otro en el hornearemos el cobbler. Yo suelo emplear una sartén de hierro fundido para el primer paso porque me evita tener que transferir los ingredientes de un recipiente a otro, y puedo meterla directamente al horno, pero no es en absoluto imprescindible. Si no tienes una sartén de hierro, puedes hacer el relleno en otro tipo de sartén y después transferirlo a una fuente de horno. No afectará en absoluto al resultado. Si os sirve de referencia, mi sartén de hierro fundido mide 26cm de diámetro y es uno de mis utensilios de cocina imprescindibles. La uso prácticamente a diario y está como el primer día.

¿Qué frutas son las mejores para hacer un cobbler?

Como os decía más arriba, todas. Cualquier fruta es perfecta. A mí me gusta usar frutas frescas de temporada. Y también podéis combinarlas. Una mezcla de frutos del bosque es una opción estupenda para limpiar nevera y que no se echen a perder las frambuesas y arándanos. En casa somos muy aficionados al de fresas y al de melocotón como os decía al principio. 

Y como todo lo demás que se necesita son ingredientes facilísimos de los que todos tenemos en casa, sin extenderme más, vamos a lo que todos queréis. La receta.

COBBLER DE FRESAS

Ingredientes 

Para el topping 

  • 130 g harina 
  • 20 g azúcar
  • 50 g de mantequilla fria cortada en cubos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • 120 g de crème fraiche, (tasmbién puedes usar buttermilk, kéfir o nata líquida con un buen % de grasa)

Para el relleno

  • 100 g de azúcar 
  • El zumo de 2 limones de tamaño mediano
  • 2 cucharadas soperas rasas de harina de maíz Maizena
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 kg de fresas sin tallo y cortadas en cuartos o mitades dependiendo del tamaño 

Pasos

  1. Precalienta el horno a 200°C/400°F.
  2. Prepara el topping mezclando en un bol harina, azúcar, sal, levadura y bicarbonato. 
  3. Añade la mantequilla fría y deshazla integrándola en la masa. Puedes usar un pastry cutter, dos tenedores, o las manos. Si usas las manos, trabaja rápido y no manipules la mantequilla más de lo necesario para que no coja calor. Tienes que conseguir una textura como de migas. 
  4. Incorpora la crème fraiche (o el buttermilk, el kefir o la nata) y remueve con una cuchara de madera o las manos hasta que tengas una masa no demasiado pegajosa ni seca. Una masa con la que puedas hacer pegotes. En función de dónde vivas o de la harina que uses, ésta puede absorber más o menos por lo que puede que tengas que añadir algún chorrito más. Reserva en la nevera.
  5. Ahora prepara el relleno. 
  6. En la sartén de hierro fundido o en una normal vierte todos los ingredientes menos las fresas. Remueve bien para desleír la maizena y una vez disuelta pon la sartén al fuego. Calienta removiendo unos 4 min hasta que tengas una especie de jarabe. 
  7. Añade las fresas a la sartén y revuelve bien para que queden bien impregnadas del jarabe.
  8. Si vas a usar una fuente, transfiere todo el contenido de la sartén a una fuente de horno.
  9. Cubre las fresas con pegotitos de la masa de topping y termina espolvoreando con un poquito de azúcar.
  10. Hornea unos 35 min o hasta que el topping esté dorado y el relleno burbujeante.
  11. Sirve con una bola de helado. 

Si te ha gustado esta receta me puedes dejar un like


STRAWBERRY COBBLER

I have something very important to tell you. Are you ready to hear it? IT’S SUMMMEEERRR!!! Well, okay so not 100% officially, but the sun is out, the weather is warm, the flowers and plants are blooming and the pool is just about open so yeah, I’m going to go ahead and call it! 

In addition to grilling all the things, and other outside-dining/picnic-y-type-foods, I also really really enjoy a nice, light, fruity, tasty dessert in the summer. Add some fruit and ice cream to that dessert and I’ll pretty much skip right over dinner and onto that dessert. Like this cobbler recipe, for example. Let’s just say I spent so much time “tasting” it as I was making it that by the time dinner rolled around I didn’t really want anything. But, the good news is, by the time dessert rolled around, I again found myself hungry. Weird, right? But in summer, all eating rules should go out the window anyway. I say make more time for sun and family and lazy days and of course, dessert! 

Cobbler brings back so many amazing memories for me. Living in Texas for a few years, I was afforded the opportunity to eat some of the most amazing comfort food, and cobbler is one of my favorites.

Cobbler vs. Crumble vs. Crisp

For those of you not familiar with cobbler, it is often used for deep dish style fruit desserts. The topping of a cobbler has a biscuit (bread) like texture.

For crumbles, a streussel-like dough is formed and sprinkled on the top of a dessert. Typically crumbles are made with some sort of flour, sugar, butter, and sometimes oats or nuts. If they include oats they are called crisps.

Best fruits to use in a cobbler

You can make cobbler with pretty much any fruit. They all work great. At home we have a preference for a classic peach cobbler and also for this strawberry cobbler that I am bringing you today. But honestly, any fruit works. Or even a combination of fruits.

The rest of the ingredients are pantry staples that you most likely have in hand so let’s not waste any more time and get to the recipe.

STRAWBERRY COBBLER

Ingredients

For the cobbler topping

  • 1 cup (130 g) flour 
  • 1 Tbsp (20 g) sugar
  • 3 Tbsp (50 g) butter, cold and diced
  • 1 tsp baking powder
  • 1/2 tsp baking soda
  • Pinch of salt
  • 1/2 cup (120 g) sour cream, buttermilk, or heavy cream

For the filling

  • 1/2 cup (120 g) sugar 
  • Juice of 2 medium sized lemons
  • 2 Tbsp cornstarch
  • 1 tsp ground cinnamon
  • 2 lbs (1 kg) strawberries (hulled and cut into fourths or halves depending on size)

Method

  1. Preheat your oven to 200°C/400°F.
  2. Make the cobbler topping by combining flour, sugar, baking powder, baking soda and salt in a large bowl. 
  3. Cut 3 Tbsps of cold butter into the flour mixture until you have crumbs. You can use a pastry cutter, two forks or even your fingers. Try not to overwork the dough with your hands so the butter won’t get warm.
  4. Stir in the cream. Set aside in the fridge.
  5. Now make the filling. 
  6. Place cornstarch, lemon juice and sugar in a heavy duty saucepan or a cast iron skillet. Cook on medium heat until the mixture thickens.
  7. Remove from the heat and add the strawberries, fold gently to mix.
  8. Place the strawberry mixture into a buttered baking dish if you aren’t using a cast iron.
  9. Cover the strawberry filling evenly with dollops of the cobbler topping. Sprinkle with sugar.
  10. Bake for 35 minutes until biscuit topping is golden brown and filling is bubbly.
  11. Serve warm with a scoop of ice cream.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s